Fotógrafos de boda en Tenerife | Liseth y Carlos

EMOVERE STUDIOS - A CORUÑA

Fotógrafos de boda en Tenerife | LISETH Y CARLOS

Uno de los carteles más llamativos de la Decoración de la Boda en Tenerife de Liseth y Carlos fue sin duda el que decía: “La vida es chula y a tu lado aún más”. Y ese podría ser el resumen de esta preciosa Boda, en la que una pareja con una vida ya en común, con una familia formada, decide precisamente eso, dejar claro que la vida, juntos, es mejor. Así que volamos hasta las Islas Canarias, a Tenerife, su sol radiante y nuestras cámaras fueron testigos y cómplices de unos maravillosos días en la vida de esta pareja.

Somos Fotógrafos de Boda pero nos encanta, sobre todo, ser Fotógrafos de Boda en cualquier parte. Por esa razón no dudamos en dejar nuestra tierra de origen por unos días para disfrutar de la magnífica experiencia de ser Fotógrafos de Bodas en Tenerife. Tres Fotógrafos de EMOVERE STUDIOS, Alfonso Novo, Kake Regueira y Pepe Faraldo, nos desplazamos para cubrir y descubrir la Preboda, Boda y Postboda de Liseth y Carlos. Queríamos disfrutar de esos paisajes, de esa luz, ese ambiente tan distinto y especial que brinda Tenerife, y conseguir un Reportaje de Bodas único lleno de color y de sol, lleno de vida.

Nuestra pareja de Novios aparecieron acompañados de sus dos hijos en el día de su Preboda. Cuando en una Preboda están los Novios y sus hijos ese reportaje se convierte en un Reportaje de Fotografía de familia en uno de los momentos más especiales y significativos para la pareja. Los niños ya estaban aleccionados sobre su papel el día de la Boda, porque serían Niños de Arras. Así que esta estupenda familia se divirtió entre paisajes montañosos y escarpados, con base terrosa y cielos completamente azules, un marco perfecto para sus Fotografías de Preboda. Cómo era de esperar los niños terminan cansados y nos quedamos solos con la pareja. Ya estaba anocheciendo y los atardeceres en Tenerife tienes unos colores especiales y una temperatura que invita a quedarse, cámara en mano, para dejarse llevar por el lugar, por el momento y la complicidad de la pareja. Una Preboda estupenda, unas Fotografías naturales y un día inolvidable para unos fotógrafos de boda en Tenerife. Ya quedaba menos, la Boda se acercaba.

El lugar escogido para la celebración de la Boda, tanto de los preparativos de los Novios como Ceremonia y Banquete, fue una espléndida finca bananera, la Finca Punta del Lomo. Sin duda una ocasión única para nosotros, como Fotógrafos de Boda en Tenerife, de buscar emplazamientos originales y que reflejaran la esencia y el carácter del lugar, así como de los mismos Novios. Por esa razón, tanto la Novia como el Novio, llevaron a cabo sus Preparativos al aire libre, cada uno cerca de sus respectivas estancias, pero disfrutando del clima y el color de las Islas.

El Novio, Carlos, estuvo rodeado de sus amigos, sus particulares padrinos, de su familia y de sus bíceps, porque es un hombre de gimnasio, como salta a la vista en las imágenes. Dado que el color azul sería protagonista, así era su chaleco. Sin duda alguna el porte del Novio era innegable. Como innegable eran sus ganas por ver a Liseth vestida de Novia. No teníamos duda de que formarían una hermosa pareja.

Liseth había colgado de un platanero su Vestido de Novia al tiempo que abría una botella de licor para compartir con sus cuatro amigas, con sus cuatro Damas de Honor, sus Preparativos de Novia. Todas estaban ya peinadas y maquilladas, y se habían vestido con una camisa blanca masculina que creaba un contraste fantástico con sus pieles bronceadas. Así que entre risas, brindis y árboles plataneros la Novia se preparaba en la mejor compañía posible para su gran día. Su Vestido le sentaba perfecto y la sonrisa, que nunca la abandonaba, ponía el broche de oro a una Novia radiante y feliz, deseosa de llegar a la Ceremonia.

Escoltada por sus Damas de Honor, vestidas de azul, por supuesto, con sus hijos como Niños de Arras, su familia y amigos expectantes y su Novio esperando, la emoción se abría paso por momentos. Sería una Ceremonia muy emotiva para todos. El Novio también contaba con su escolta de padrinos, sus amigos de siempre. Todos y cada uno de los que estaban allí querían estar y querían ver unirse para siempre a Liseth y Carlos. La nota divertida siempre es cosa de los más pequeños de la casa y la inquietud del hijo pequeño de la pareja derivó en momentos de sincera simpatía que rompían alegremente la gran carga emotiva de la celebración. Se sucedían las lecturas de las amigas de ella, de los amigos de él, la lectura de los votos de cada uno de los Novios, se sucedían momentos muy intensos que nadie pudo resistir. Lágrimas de alegría y emoción se adueñaron de los asistentes, a los que solo les importaba la felicidad de la pareja y la belleza del momento. La Ceremonia tuvo uno de sus momentos más especiales con “El ritual de la Arena”, en dónde cada Novio vierte en un mismo frasco arena de su lugar de procedencia, para simbolizar así la unión, no solo de sus vidas presentes, sino de sus raíces.

Para nuestra sorpresa el cielo también decidió emocionarse y, a causa de la lluvia, en el último momento el Banquete se trasladó al Invernadero de la Finca, dejando abiertas las puertas porque la temperatura seguía siendo muy agradable. Se sucedieron entrantes muy variados antes de la hora de sentarse a la mesa a degustar el menú que la pareja había seleccionado para ese día tan especial. Se notaba como todo el mundo disfrutaba y se alegraban por la pareja.

Llegó la hora del baile y la Novia, Liseth, sorprendió a todos los allí presentes, Novio incluido, con un cambio de vestuario. Cambió su Vestido de Novia por un Vestido corto de inspiración años veinte, en color claro, cuyos flecos la acompañaban en cada uno de sus movimientos, sin bajarse de sus zapatos de tacón. Y los Novios bailaron a lo grande, ella volaba como una pluma entre los brazos de Carlos y el público disfrutaba mientras comenzaban a animarse a continuar con la Fiesta. El baile se prolongó hasta que los zapatos y los pies no pudieron más. Una Boda muy divertida con momentos fantásticos para Fotografías igual de divertidas y naturales, llenas de felicidad y alegría. Una gran Boda.

Para las Fotografías de Postboda nos fuimos, sin dudarlo, a la base del Teide. Uno de los lugares de Tenerife más impresionantes. Como Fotógrafos de Boda en Tenerife buscamos, para el Reportaje de Postboda enclaves de una especial belleza plástica, porque la Boda ya ha pasado y los nervios se han ido con ella, así que podemos interactuar con la pareja de manera más relajada, buscando la belleza en cada corte. La Novia llevaba su Vestido y su cabello suelto, el Novio olvidada la corbata, relajados, se sucedían las Fotografías especiales y únicas que estábamos buscando. Sin duda alguna, ser Fotógrafos de Boda en Tenerife es una experiencia enriquecedora y especial, como especial lo fue esta estupenda pareja, en realidad, esta estupenda familia.

Post Recomendados

Fotógrafos de boda en Tenerife | Finca Punta del Lomo

Fotógrafos de boda en Tenerife, la boda de Liseth y Carlos.

¿Queréis titular vuestra historia de amor? Lo que a priori pudiera parecer “Agua y Aceite”, puede llegar a ser la mezcla perfecta.  Esta frase fue la portada de nuestra invitación de boda porque sin duda refleja lo que es nuestra historia de amor.

¿Vuestra pequeña historia de amor?

Nos conocimos en una discoteca, Carlos trabajaba allí como portero y yo como camarera. Carlos dice que fue amor a primera vista pero si he de ser sincera yo no  me había fijado mucho en él. Una noche, tras cerrar la discoteca, cuando recogíamos, se me acercó y me pregunto que si quería ir con él a tomar algo un día, yo me puse muy nerviosa, a lo cual le contesté que no sabía si podría porque estaba con las prácticas y los exámenes finales de la carrera, una mala excusa, y él se dio cuenta, así que decidió dejarme su teléfono y me dijo q si cambia de opinión que lo llamará, cosa que hice a los 3-4 días. Quedamos para pasear y tomar algo y desde ese momento seguimos quedando y viéndonos hasta el día de hoy. Pasamos muchas etapas y momentos buenos y malos, nuestra relación está marcada por muchas idas y venidas nuestros primeros años juntos pero a día de hoy, después de 13 años de relación y de dos maravillosos y estupendos hijos, Valeria y Mateo, puedo presumir que estoy con el hombre de mi vida.

Lo primero que hicimos fue buscar Fotógrafos de boda en Tenerife, y luego…

Vestido de la Novia: De seda de Marcos & Maria, dos diseñadores de Tenerife que son auténticos artistas, corte sirena, palabra de honor.

Zapatos: plateados que conseguí en una pequeña boutique de La Laguna (Tenerife) mientras paseaba con mi madre, estaban para mí!! Sí que fue amor a primera vista.

Joyas: llevaba unos originales y bonitos pendientes de swaroski en forma de gotas, pequeños y cortitos que iban perfectos con la pedrería que llevaba el traje. Fue un regalo de mis damas de honor. También llevaba un anillo de oro blanco con una perla, ese anillo era de mi abuela, mi madre lo llevo en su boda.

Tocado: El tocado fue realizado por los mismos diseñadores del traje, estaba hecho con las mismas piedras y diseño que llevaba el traje.

Peinado: La peluquería y el maquillaje corrió a cargo de Juan Castañeda (Tenerife). Me hizo un recogido bajo, muy clásico.

Traje del Novio: Llevaba un chaquet convencional.

Complementos: Los gemelos y la corbata eran del corte ingles ( Emilio Tucci), los zapatos de Armani, los gemelos fueron un regalo de un amigo, no llevaba pañuelo si no un prendedor hecho con las mismas Flores q el ramo de la novia.

Sortija de pedida:  Carlos me regalo una sortija de oro blanco con un pequeño diamante incrustado de la joyería Ideal de Tenerife.

Las alianzas: Un regalo de mis padres, de oro blanco y rosa con un pequeño diamante.

A Carlos le regale el día de la boda un reloj con el nombre de los dos y la fecha de la boda grabado. Se lo entregó nuestra hija media hora antes de la ceremonia con una nota q ponía, “recuerda que hoy tenemos una cita 19:30h, no faltes”.

Decoración floral: El ramo de novia y el prendedor del novio y padrino fue hecho por la floristería Alejandro, era en tonos blanco, azul y algo verde. La decoración de la ceremonia civil corrió a cargo de la decoradora del equipo de Beatriz Cabañas y fue en tonos naranja  y fucsia.

Coche: No utilizamos coche ya que tanto la casa donde nos vestimos y peinamos, el lugar donde se realizó la ceremonia y banquete pertenecía todo a la misma finca “Punta del Lomo en Tenerife”

Banquete: En la Finca Punta del Lomo. El catering corrió de la mano de Beatriz Cabañas. Tuvimos un cóctel que duró 1:15h y sirvieron 12 entremeses, cada cual más bueno, luego el banquete  se realizó en un “invernadero” y consistía en ensalada de bacalao, solomillo de ternera en salsa de mostaza acompañado de verduras y papas panaderas. El postre fue tarta de malteser acompañado de una especie de helado cremoso de vainilla.

Las mesas estaban decoradas con un sencillo centro de mesa el añorado con flores y vela blancas y unas bolitas en tono verde turquesa q iban a juego con la lazada de las sillas y menú.

Repostería: La tarta corrió a cargo del repostero de la pastelería el Aderno (Tenerife) y la mesa de dulce de una chica que se llama Monica Glez. Pereza

La música: Tanto de la ceremonia como la de la fiesta fue elegida por Carlos y por mí aunque el Dj también hizo su aportación.

Photocall: Contratamos un Fotomaton “Dulce compañía”. Consistía en que la gente se fotografiaban con diferentes complementos (gorros, gafas, máscaras, peluches, pelucas, gafas…), ellos se quedaban con una copia y la otra la pegaban en un álbum y escribían una dedicatoria.

Invitaciones: Las invitaciones fueron idea de nosotros y después, la imprenta Pastor fue quien se encargó de darle forma .

Damas de Honor: Llevaban un traje en color azul eléctrico que compraron en una pequeña boutique de la laguna.

Wedding Planer:  Quien nos ayudó a organizar la boda fue Beatriz Cabañas.

Cómo ha sido tu experiencia con Emovere Studios?:

Sin duda, una de las mejores cosas de la boda fueron nuestros fotógrafos Emovere Studios, Fotógrafos de boda en Tenerife. Convencer a Carlos de que tenían que ser ellos los que retrataran los mejores momentos de nuestra boda fue complicado porque imagínense, nosotros en Tenerife y ellos en Coruña…. nos dieron todo tipo de facilidades y más facilidades y a día de hoy, viendo las fotos acertamos!!! Son los mejores fotógrafos de boda en Tenerife que podíamos haber contratado.

Fotógrafos de boda en Tenerife – Emovere Studios.