Sainza y Jacobo | A Coruña

EMOVERE STUDIOS

Todo comenzó en su Preboda. Es una maravilla, para un Fotógrafo de Bodas, tener a una pareja de Novios rendidos a la ilusión y a las ganas de morder cada momento con total intensidad. La entrega de ambos en la Preboda fue completa y se puede palpar en sus Fotografías.

Sainza lleva en la sangre arte y tradición. Pude vivirlo y fotografiarlo en el taller de Gaitas que tienen en su casa familiar. Junto con su padre, un hombre único, pintoresco y cercano, construyen con ciencia y paciencia las mejores gaitas de nuestra tierra gallega. Gaitas como las que toca su hermana Susana Seivane sobre los escenarios de medio mundo, como os comentaba, es una familia llena de arte (pasmado me quedé al ver al hijo mayor de Sainza de apenas siete años, tocando la batería).

En esa casa, mitad taller, mitad museo, me explicaron, mientras mi cámara se enamoraba del lugar, el proceso de fabricación de una gaita, los tiempos de secado de la madera. Me sorprendió los muchos años que se necesita dejar secar ese material para que las piezas encajen a la perfección y su sonido sea mágico, y me pareció la metáfora perfecta de lo que tenía delante de mí, una pareja que encajaba a la perfección, de manera natural, después de años, hijos en común y muchas ganas de vida juntos. La admiración mutua y la complicidad se notaban en cada gesto y en cada mirada.

Jacobo se sentía parte más de esa familia, con tanta historia y tanta vida, con tantas ganas de añadir nuevas vivencias sin abandonar las tradiciones, siendo la más importante, la de más valor, la Familia.

Y pudimos disfrutar, cada uno a su lado de la cámara de una Preboda muy divertida, llena de movimiento, llena de verdad y con mucha ilusión por celebrar el gran día de esta pareja que, con tantas ganas habían preparado el día de su Boda. Una Boda en Galicia, de principio a fin.

Post Recomendados

Cambre, A Coruña