Un día antes de la boda hicimos la preboda y fue muy divertida. Salieron fotos espectaculares.
Hemos quedado muy contentos ya que el día de la boda, que es cuando más nerviosos estábamos, consiguieron que nos olvidáramos de la cámara. Tanto Alfonso, como sus ayudantes estuvieron echándonos una mano en todo momento y capturaron imágenes espectaculares. Muchas gracias a Alfonso Novo, a Kike y a todos los ayudantes por el gran trabajo realizado.