Eva Villamar

CINCO ERRORES IMPERDONABLES EN TU BODA

Son errores imperdonables porque tú misma no te los podrás perdonar jamás. La vorágine de los preparativos, el apremio de los tiempos, la antelación, la prisa, las miles de opiniones, todo el mundo sabe de bodas, revistas, foros… ¡Demasiado! Se mire por donde se mire es demasiado en poco tiempo y es muy fácil caer en una espiral que te aleje de lo que de verdad querías.

Por eso es tan importante no caer en errores graves y muy comunes, porque de verdad son muy comunes. Si, sé que hace unas líneas te decía que “todo el mundo sabe de bodas” y ahora yo te quiero dar consejos, así que te explico quién soy por si nunca me has leído. Mi nombre es Eva Villamar y soy maquilladora y peinadora (no hay término en castellano para definir el acto de peinar) profesional, siendo el sector de Novias uno de mis fuertes, porque me apasiona, absolutamente. Llevo a mis espaldas el número necesario de Bodas como para tiraros de las orejas con el criterio de una madre y el cariño de una amiga de las de verdad. Porque así trato a mis Novias, con mucho mimo, pero nunca permito que se alejen del camino. Y ese camino son ellas mismas, sois vosotras.

Así que al grano. Os enumero los 5 errores fatales que no podéis cometer, bajo ningún concepto, el día de vuestra Boda. Y me podéis comentar dudas, miedos, temores, experiencias si ya os habéis casado, lo que os apetezca, porque estáis en vuestra casa.

Eva villamar 002

1. OLVIDAR QUE ES TU BODA.

Si, como lo estás oyendo. Pasa, si, más fácil de lo que piensas. Las novias más vulnerables a cometer este error tremendo sois las novias más jóvenes. Por supuesto que la dependencia económica a la hora de organizar, contratar, en definitiva, pagar, influye. Pero también lo hacen factores como los chantajes emocionales del tipo “qué disgusto para tu abuela no verte con velo”, cuando tu abuela lo que querrá será verte feliz; “eso no es un vestido de novia”, cuando si lo es, es el tuyo; “por la tarde no”, “te taparás el tatuaje”, “será por la iglesia”, “una novia de plano no es una novia”, “llevarás el pelo recogido”, “tu padrino será tú padre, eso ni se discute”, bla, bla, bla… ¿te suena la cantinela? Poco a poco y sin que te des cuenta, terminas vestida de merengue y nata, con un velo que podría convertirse en tienda de campaña, un ramo que parece un centro de mesa y los pendientes que llevó una tía lejana que ni conoces para que no le reviente la cremallera del disgusto. Terminas comiendo lo de siempre, porque tu idea de “todo pinchos” era una extravagancia, y bailando “Paquito el chocolatero” por mucho que os vuelva locos dejar que el tango os junte las caderas.

En resumen, has olvidado que es tu Boda. Imperdonable. Toca sacar pecho y voz de soprano si se tercia para imponer tu voluntad le pese a quién le pese y pague quién pague, porque la felicidad es el motivo de toda esta verbena, tu felicidad y la de tu costillo o costilla. Y los demás, pues a comer y callar, que es su lugar.

Eva villamar 004

2. ELEGIR A TUS PROVEEDORES SOLO POR SUS TARIFAS.

A ver cómo explico esto sin que nadie se me enfade. Antes de comenzar a seleccionar proveedores, siéntate con tu pareja y diseña tu Boda. Piensa en el tipo de ceremonia que quieres, en la estética que buscas, el ambiente que deseas sentir a tu alrededor, el tipo de fotografía con la que te identificas, tu imagen de pies a cabeza. Olvida los detalles, de verdad, deja los detalles para el final, porque son eso, detalles. Vete primero a lo importante. Una vez diseñada tu Boda, marca preferencias. Es decir, hay parejas de novios que dan prioridad a la fotografía por encima de cualquier otra cosa, otros novios buscan el banquete del siglo. Hay novias que viajan hasta dónde sea para conseguir ese par de zapatos soñado, sin importarles si habrá o no tarta en su celebración. Otras novias ponen por delante maquillaje y peinado sabiendo que su rostro se verá siempre y en todo momento. ¿Cuáles son tus prioridades? Selecciona dos o tres proveedores que cumplan son esa estética, con esa imagen de tu Boda (a no ser que tengas muy claro a quién quieres, en ese caso, deprisita que las fechas vuelan) y habla con ellos, habla con nosotros. Considera la profesionalidad, lo que se te ofrecen, lo que sientes, el trato, la conexión y el entendimiento. Si has sentido todo eso, no cambies ese proveedor por otro, solo por unos pocos euros menos. Es preferible que renuncies a algún detalle poco significativo, que escatimes en lo que no es importante. Pero tus preferencias, lo verdaderamente importante para ti, cuídalo y mucho. No te arrepentirás, porque una Boda como ésta no se repetirá jamás.

Eva villamar 003

3. QUERER CONTROLARLO TODO.

Ya va siendo hora de que sepas que no puedes tenerlo todo bajo control. Por más libros coreanos que leas, de esos que te enseñan a guardar tu vida en bloques, incluso aunque te tragues un tetris mientras haces el Camino de Santiago ofrecida a todos los santos cristianos y paganos. Da igual, no puedes tenerlo controlado. Cuando aceptes esta verdad irrefutable, empezarás a disfrutar de tu Boda. Lo que si puedes y debes hacer es tener planes B, eso es inteligente e importante. Y otra cosa que puedes valorar es buscar un hada madrina o wedding planner que te libere de responsabilidades y te haga la vida más fácil, son maravillosas. ¿Qué es un plan B? Una opción al banquete en exterior por si llueve o hace demasiado calor, una opción de peinado por si el día se ha levantado con mucho viento o lluvia, una opción por si la suegra llega de blanco,… no, esto no, aquí la opción sería un tanto más retorcida de lo que os quiero contar. No nos salgamos del cuento que vamos bien.

Lo que quiero contarte es que te relajes, que ya eres dueña de lo más importante que se puede tener en este mundo, el amor. Suena ñoño pero es verdad, porque mira que es difícil encontrar el amor como para que tú te agobies porque las flores del ramo al final fueron burdeos y no bugambilla (que me maten si se la diferencia). Relax. Paz. Meditación. Incienso, quemado o fumado. Pero calma.

Eva villamar 001

4. OLVIDARTE DE PASARLO BIEN.

A ver corazón, no estás preparando unas oposiciones, no te vas de escalada al Everest, no estás haciendo la dieta de la piña y el pollo (creo que te salen plumas con aroma). Estás preparando tu Boda, es decir, ¡tienes que divertirte!, desde el primer momento hasta el último minuto. Por eso es tan importante elegir bien a tus proveedores, porque si confías en ellos, si hay buen rollo, delegas y disfrutas. Nada es tan grave como para que te amargue tu Boda, a menos que sea grave de verdad. Y aquí voy a ponerme seria porque este año he tenido el privilegio de trabajar en Bodas que han sido auténticas lecciones de vida (espero con ansia encontrar el momento de contaros y enseñaros todo lo que pasó), lecciones en las temas gordos de verdad como son la salud, lejos de amargar a esas Novias, las llenaban de motivación para celebrar la vida con más ganas todavía. Y desterraban la tristeza a golpe de ilusión y de carpe diem. No podéis imaginar el privilegio que es estar con mujeres así de fuertes y así de valientes. En conclusión, lo importante es que hablamos de una Boda, y tiene que ser alegría, pase lo pase y le pese a quién le pese.

Eva villamar 005

 

5. HACER CASO DE MÁS A LOS DEMÁS.

Aunque te parezca que no, sabes lo que quieres. Como poco tienes muy claro lo que no quieres y eso ya es muchísimo. Y como es tu Boda, los demás que hablen lo que quieran, pero que opinen lo justo, porque de lo contrario conseguirán despistarte. Estás abrumada y consiguen que dudes de tu idea inicial. Siempre me gusta hablar a solas con vosotras al menos una vez (en realidad acaban siendo decenas), porque quiero vuestra voz, solo la vuestra, para identificar después lo que en realidad no queréis y estáis considerando ceder por compromiso. Me sabe mal decir esto, pero entre mujeres no siempre las opiniones son vertidas con la mejor intención. Todas sabemos que es así. Y, en general, el ambiente está tenso, cosa de los nervios, y un gallinero alborotado no es buen consejero. Tienes que hacer caso de tu instinto, de tu propia forma de ser y de los profesionales que tienes alrededor, porque somos eso, profesionales, y aunque solo sea por orgullo propio, queremos que seas la novia más radiante y feliz del mundo. Tus proveedores somos objetivos, tu entorno no (repito, que no se me enfade nadie, pero mis Novias son sagradas para mi).

Eva villamar 006

Después de ver estos 5 puntos ya te has dado cuenta de que casarte te hará más fuerte. No sé si tendrás que incluir más peso en tu rutina de gimnasio, o más proteína en la dieta, pero necesitas sacar músculo para poder imponerte ante un ambiente apabullante y un mercado interminable. Pero, por encima de todo no debes olvidar lo importante, no olvides ser feliz, a su lado, juntos. Y cuándo te pregunten, simplemente responde que sí, y todo saldrá como tiene que ser, fabuloso.

Eva Villamar – Maquilladora Profesional
(Fotografías obra y gracia del inagotable talento de los Fotógrafos de Boda EMOVERE STUDIOS)

Post Recomendados de Eva