Gracias Nelson por haber contado con nosotros para inmortalizar este día tan especial en compañía de tus amigos y de muchos compañeros fotógrafos y videógrafos de la Península Ibérica como a mi me gusta definir a nuestros países.

Día especial porque Nelson le pedía matrimonio a Elisabeth en una fiesta temática, vestidos de indios en el norte de Portugal y se lo pedía haciéndole entrega de una “ PIEDRA GRANDE” que elegantemente y con mucha emoción puso en su dedo.

Fue una fiesta divertidísima en la que absolutamente todos los invitados lo dimos todo para que los novios se llevaran este recuerdo tan agradable…Para el año tendremos boda…