Nuestra experiencia con ellos ha sido inmejorable en todos los sentidos. Desde el principio nos lo han puesto muy fácil, dispuestos siempre a hacer cosas distintas y desplazarse a donde haga falta, se vinieron a Barcelona a hacer el reportaje preboda, y para el postboda también se desplazarán a la tierra de mi marido. Son personas muy cercanas, te hacen sentir muy cómodo, algo que es muy importante para que las fotos queden así de naturales y espontáneas. Cuando a una persona le gusta su trabajo, se nota, y ellos lo disfrutan y viven. Nuestra familia y amigos están alucinados con todas las fotos, les han encantado y a nosotros… ¡Maravillado! Para nosotros han sido algo más que nuestros fotógrafos, nunca tendremos palabras suficientes para agradecerles su trabajo y que podamos tener unas fotos, unos recuerdos, tan bonitos de nuestro día. ¡Un abrazo desde Barcelona!