Desde que vi el portfolio de Emovere supe que quería que fuesen ellos los que fotografiasen nuestro día. Nos acompañaron Alfonso y Kake y los dos mostraron una gran profesionalidad. Alfonso se mostró siempre super atento conmigo, respetando lo que nos apetecía en cada momento. ¡En muchos momentos ni nos enteramos que estaban allí! No queríamos estar preocupados con mil posados pesados si no que ellos captasen momentos y así fue. ¡Muchas gracias chicos por vuestro trabajo!