La luz, ese maravilloso componente

Entramos directamente en cuestiones técnicas y vamos a empezar por la luz, ese maravilloso componente sin el cual no existiría la fotografía.

Abordar el tema de la luz no es tarea fácil y menos en unos cuantos párrafos, no en vano existen infinidad de libros que lo tratan en profundidad, pero aquí no vamos a tratar cuestiones como leyes, respuesta de los distintos sensores o temperatura. Hablaremos de como trabajamos en Emovere Studios. Vamos a ser muy prácticos.

Básicamente trabajamos con 3 tipos de iluminación, la luz del sol, luz artificial continua y luz de flash. En nuestro caso, la que nos permite desarrollar la creatividad sin límites es la luz de flash, y este será el tema que trataremos hoy.

La luz, ese maravilloso componente

En el anterior artículo hablamos de la importancia de capturar el momento exacto, de no perder de vista aspectos básicos como la composición, estética… de ahí la importancia que tiene el hecho de que dispongas de un buen equipo.

Hacerse con un buen flash no quiere decir que debas adquirir el más caro del mercado, para nosotros hay una serie de aspectos que son vitales tanto en el emisor como en el propio flash.

El emisor debe ser ligero e intuitivo para que nos permita realizar ajustes en el menor tiempo posible, los que poseen un dial para el ajuste de potencia resultan muy cómodos. La ayuda al enfoque desde el propio emisor cuando la luz ambiente es escasa es otra de las características que debes tener en cuenta, y por último la posibilidad de ajuste del zoom del flash.

En cuanto al propio flash, una de las características que más valoramos es su ligereza y resistencia, para lo cual es imprescindible que el receptor esté integrado en el propio dispositivo. La fiabilidad de comunicación entre emisor y receptor (algunos modelos en el mercado fallan como escopetas de feria, debes hacer 3 disparos para que el flash dispare una vez), un corto espacio de tiempo en el reciclaje del flash que nos permita volver a disparar en el menor tiempo posible y por último, y podríamos decir que fundamental para trabajar con diafragmas abiertos o a plena luz de día, que disponga de la función de sicronización a altas velocidades.

Después de hacer infinidad de test sobre muchas de las alternativas que hay en el mercado, nos hemos enamorado de Cactus. (Aquí puedes ver la información técnica: http://www.robisa.es/cactus/).

Veamos ahora algunas de las cosas que podemos hacer con un flash!

En esta fotografía hay dos elementos básicos, la escultura y la pareja, y la manera más sencilla de proceder es realizando los ajustes en dos simples pasos. Inicialmente nos centramos en la escultura y ajustaremos los parámetros de la cámara pensando en la silueta que queremos crear con ella. Una vez lo tenemos, vamos con la pareja, pero lo haremos sin modificar ninguno de los parámetros que ya tenemos configurados en la cámara, lo conseguiremos únicamente con los ajustes del flash. Tan solo debemos aumentar o disminuir la potencia.

Fotógrafos de bodas

Es obvio que en esta fotografía hay un ayudante sujetando el flash, y que el fotógrafo en función de lo que busca y los resultados que está obteniendo debe darle las indicaciones necesarias. Hay dos premisas fundamentales que el ayudante debe cumplir, la primera es no variar la distancia con respecto a la pareja mientras el fotógrafo está realizando la fotografía, pues en caso contrario la luz variará. La segunda cuestión es la dirección de la luz. El flash debe estar alto (en nuestro caso los ayudantes utilizan un monopié para sujetar el flash) y la dirección de la luz debe ser a favor de cara (desde la derecha) y por supuesto el ayudante y fotógrafo deben asegurarse de que ninguno de los sujetos proyecte sombra sobre el rostro del otro.

Antes hablábamos de las características del flash, y otra de las ventajas que nos ofrece el RF60X de Cactus podemos comentarla en esta imagen. Cuando nos encontramos en una situación en la que disponemos de poca luz y por lo tanto nos cuesta enfocar, el propio flash también incorpora un led de ayuda al enfoque. Cuando presionamos el botón de enfoque en la cámara, el emisor envía una señal al flash para que este emita un destello de luz sobre la pareja y esto nos facilita muchísimo esta tarea.

Otro pequeño consejo es que el ayudante se coloque lo más cerca posible de la pareja, ya que de este modo necesitaremos aplicarle menos potencia de flash lo cual se traduce en un tiempo de reciclaje más corto y ahorro de las baterías.

Esta fotografía es muy similar a la anterior, en el sentido de que volvemos a trabajar con dos elementos. La pared y la pareja que se encuentra situada tras la ventana de la puerta.

Cactus RF60X

Volvemos a medir la luz de la pared y el reloj hasta el punto deseado (en este caso buscamos que haya detalle en la pared para que los ladrillos y el reloj formen parte de la escena) y para generar la silueta de los novios simplemente necesitamos colocar un flash detrás de ellos y ajustarlo a la intensidad correcta.

Este un claro ejemplo de como el flash además de iluminar, nos permite “oscurecer” ciertas zonas. Olvídate de la pareja por un instante y piensa en el carrusel, alrededor de él hay más atracciones, casetas, gente… lo que hemos hecho es ajustar los parámetros de la cámara (cerrando diafragma, utilizando una velocidad alta y bajando el ISO al mínimo) de este modo conseguimos que la imagen esté oscura, todo saldrá en negro, salvo lo que está iluminado por las propias luces del carrusel.

Ahora vamos con la pareja, para iluminarles y que destaquen, simplemente colocamos un flash detrás de ellos y de este modo los convertiremos el centro de atención de la imagen.

Fotógrafos de bodas

Hay situaciones, como la del carrusel por ejemplo, donde no es posible que un ayudante sujete el flash, pues este saldría en la imagen. En estos casos puedes utilizar un pequeño trípode o una pinza para flash. Recuerda, debe estar a la altura correcta!

Otro ejemplo igual que el anterior. Medimos la luz  que hay en las bombillas y de este modo oscurecemos el fondo. Ahora colocamos un flash detrás de los novios para incluirles en la imagen. Es obvio que aplicar una intensidad adecuada al flash es algo que debemos tener en cuenta en todo momento. En esta imagen podemos apreciar que si no fuese la correcta podríamos “quemar” (sobreexponer) el velo de la novia. Siguiendo con este ejemplo, fíjate también en la luz como perfila el rostro, las nucas y los cuerpos de la pareja.

aprender a usar el flash

Esta fotografía fue realizada a las 2 de la tarde, en el centro de Bruselas y a plena luz del día.

Nos encontramos esta forma y estos colores en la pared de un edificio…Hagamos que anochezca!! Ya hemos comentado como hacerlo; bajar el ISO de tu cámara al mínimo, cerrar diafragma y una velocidad relativamente alta.

En esta toma, hemos colocado un flash apuntando a la pared iluminando ese dibujo que tanto nos ha llamado la atención. La luz rebota y por lo tanto genera así la silueta.

Como puedes observar, la luz no se ha expandido por toda la imagen, está concentrada en el centro. Para conseguir esto, hemos situado a la pareja a una distancia aproximada de un metro de la pared (a mayor distancia con respecto a la pared más expansión de la luz) y hemos colocado un nido de abeja en el flash. Quizás necesites hacer un par de disparos para que la dirección de la luz sea la correcta.

Mientras la pareja se encontraba en el interior de la cafetería, nos encontramos a la madre de la novia y queríamos que formase parte de la imagen sin que la pareja lo supiese. En este ejemplo vamos a ver como igualar la luz de la calle con la de la cafetería.

manejo del flash

Es evidente que la intensidad de la luz del sol es mucho mayor que la que hay dentro del local, por lo que si exponemos para la persona que esta fuera, el interior saldrá totalmente oscuro. Lo que hemos hecho es igualar las luces.

Como siempre, y para hacerlo más sencillo, vamos por partes. Primero ajustamos la exposición para la persona que está en la calle (en este caso f8 – 1/500) y una vez lo tenemos simplemente ajustamos la intensidad del flash hasta conseguir que la iluminación en el interior sea la adecuada.

Hay una par de detalles extras que comentar: el primero y quizás más importante es que hemos utilizado una velocidad 1/500, para lo cual has de utilizar un flash que permita la sincronización a altas velocidades de obturación (denominado HSS o FP) y el otro aspecto a destacar es que hemos vuelto a usar un nido de abeja para que la luz no se expanda por todo el local con el propósito de aislarles y que la imagen sea más limpia y directa visualmente.

Otro caso en el que utilizamos flash es en este tipo de imágenes que tan de moda están y que resultan muy impactantes. Hemos buscado “congelar el movimiento” y resaltar las gotas de agua de la ducha.

Te animamos a que analices esta fotografía y pienses en como ha sido realizada. Seguro que a estas alturas ya eres un experto y no necesitas demasiadas pistas!!!

En este artículo hemos hablado de como el uso de un emisor y un flash te permitirán ser tremendamente creativo, desmenuzando varios ejemplos en los que hemos usado distintas técnicas.

Te animamos a que nos envíes tus fotografías a nuestra sección de análisis fotográfico y podamos así aportarte más ayuda.

Puedes descargar el número 127 de DNG Photo Magazine aquí

Emovere Studios.

SI TE HA GUSTADO ESTE POST, COMPÁRTELO!!!

Post Recomendados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies