Me casé el 29 de julio del 2017. Para mí la fotografía es muy importante porque al final es el recuerdo en imágenes que te queda de un día tan especial e importante para el resto de la vida. He de decir que hemos tenido un fotógrafo de 10. Su profesionalidad, flexibilidad, pero sobre todo su forma tan especial de hacer fotografía y conseguir que te abstraigas de tal manera que no te des cuenta ni de que te están sacando fotos; ha sido lo que más nos ha llegado al alma. Además de por supuesto la espectacularidad de las fotos y todos los sentimientos que ha conseguido captar en cada uno de las imágenes que nos ha tomado. Sin duda alguna, volveríamos a contratar los servicios de Emovere Studios, y en concreto de Pepe Faraldo, una y mil veces. Estamos realmente agradecidos.